Perfiles de profesor con más futuro

Aprovechando que ya está disponible la grabación de mi ponencia “Perfiles de profesor con más futuro” que podéis ver aquí: https://unir.adobeconnect.com/p4ih4l9lsxsc/ comparto con todos vosotros el texto que ya fue publicado el 25 de julio de 2017 y en el que también podéis encontrar varios enlaces a otros textos y grabaciones en vídeo relacionados, de una u otra forma con la Educación Personalizada.

Texto citado:

Preguntarse sobre cómo van a ser los profesores en un futuro, muy próximo, equivale a plantearse sobre las necesidades educativas de los alumnos que tienen que atender.

Una primera incógnita que hay que despejar es si seguirán haciendo falta profesores o la educación entrará en una dinámica ”selfie” en la que cada usuario autoadministrará su formación. Huyendo de planteamientos bipolares, dicotómicos, me atrevo a afirmar de entrada que, siendo cierto que el autoconsumo de contenidos irá en progresión creciente, la sociedad siempre tendrá necesidad de buenos profesores; entendiendo por buenos aquellos no sustituibles por una app, un algoritmo o un sistema automático en definitiva.

Modernamente hay muchas posibilidades de aprendizaje eficiente no convencional que un profesor actual, o aspirante a serlo, no puede, sin grave riesgo laboral, ignorar. A este respecto, invito al lector a visualizar dos interesantes entrevistas que nos pueden dar importantes claves de nuevas modalidades pedagógicas, la titulada “Lifelong learning, ubicuo y personalizado[1] a cargo del profesor Dr. Daniel Burgos, y Aprendizaje personalizado y desarrollo del talento[2] del Dr. Javier Tourón. En otro orden cosas, es interesante señalar también experiencias, como la llamativa y, muy conocida mediáticamente, experiencia de Salman Khan[3] en cuya academia, según indican en su propia web, “Puedes aprender cualquier cosa. Gratuitamente. Para todo el mundo. Para siempre”.

Ante este panorama, al cual solo nos hemos asomado tímidamente, ¿qué puede hacer un profesor convencional que dedica casi todo su tiempo, energía y recursos, a “dar el programa”?. Nada, no tiene prácticamente nada que hacer; se trata de una “especie en extinción”, aunque, desde mi punto de vista, no debe ser protegida.

¿Entonces, cómo tengo que formarme para ser un profesor “in”, que encaje en los nuevos retos pedagógicos y, por tanto, pueda dar adecuada respuesta a los que la sociedad espera de mí? Vayamos por partes, “los nuevos retos pedagógicos” cambian cada vez con mayor rapidez, lo cual hace que las técnicas que uno ha aprendido hace un año, o menos, pueden estar obsoletas al intentar llevarlas a cabo. Por otro lado, tratar de adaptarse a lo que en cada momento la cambiante sociedad demande de mí, es un intento con muy pocas posibilidades de éxito.

Habría, antes de ofrecer algunas conclusiones operativas, que considerar también la premisa de si es la Escuela la que ha de adaptarse a la Sociedad o bien esta ha de adecuarse a aquella o, mejor aún, si las influencias no deberían ser mutuas. Según como se conteste a esta determinante pregunta tendremos un modelo de escuela u otro y por tanto se necesitará un perfil de profesor u otro. Mucho me temo que, desgraciadamente, la escuela está siendo instrumentalizada al servicio de determinados intereses que quizá no coincidan con el bien, y las necesidades reales, de los alumnos considerados como lo que son, personas, no simples recursos.

Es relevante considerar que, en el Libro Blanco que, destacados representantes de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) han entregado recientemente al Ministro de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España, se puede leer:

Los conocimientos y las competencias STEM, por su vinculación con el empleo del futuro, han de ser reforzados y las llamadas “cuatro C” – creatividad, pensamiento crítico, comunicación y colaboración – deben ser desarrolladas desde todos los niveles educativos: educación general, formación profesional y educación superior.

  • Creatividad, a fin de generar innovaciones efectivas que añada valor para la industria y los servicios se conviertan en nichos de nuevos empleos.
  • Pensamiento crítico, para distinguir lo fundamental de lo superfluo en la actividad empresarial, identificar, con garantías, los errores y los aciertos y aprender de ellos para la mejora del desempeño laboral.
  • Comunicación, para trasmitir ideas y conocimientos de interés para los negocios, tanto nacionales como internacionales; y servir de base para el ejercicio de un liderazgo efectivo.
  • Colaboración, es decir, capacidad para trabajar en equipo, competencia clave en los modernos ambientes laborales. [4] (CEOE, 2017, p. 124)

Desde luego, hay que reconocer la enorme importancia de las “cuatro C” y, aplicándolas al tema que nos ocupa, considerar que han de ser elementos irrenunciables del perfil de todo profesor que aspire a desempeñar con éxito su importante labor. Personalmente, y en línea con todo mi trabajo docente e investigador de años, recomiendo poner todo el empeño en desarrollar dichas competencias.

Ahora bien, he de hacer notar que los fines que en el texto citado se plantean, siendo buenos y razonables, se quedan muy cortos para lo que deberían ser las finalidades de una AUTÉNTICA EDUCACIÓN PERSONALIZADA, que nunca debe considerar a la persona como “un recurso para…”. Tal como se plantean, se corre el peligro de desarrollar esas competencias de forma instrumentalizadora, lo cual puede ser, es, muy pernicioso, y peligroso.

Para una mejor comprensión de la cada vez más difundida, y no siempre bien interpretada, Educación Personalizada sugiero al lector la visualización, lectura de, y reflexión sobre  de los siguientes materiales:

Concluyendo, consideramos que un profesor que quiera estar al día, y responder a las exigencias de la educación que, según creo interpretar, se está imponiendo con ritmo acelerado ha de incorporar  a su perfil los elementos que se describen en:

Confío en que sean muchos los profesores y educadores que apuesten decididamente por una educación al servicio real de las personas, de cada persona, atendiendo sus específicas necesidades, entre las cuales tan relevantes como las que apuntan al reconocimiento y potenciación de la propia identidad están las que atienden al intrínseco, y esencial, carácter social de todo ser humano.

[1] Recuperado de http://tv.unir.net/videos/14845/368/1330/1832/0/Lifelong-learning-ubicuo-y-personalizado

[2] Recuperado de http://tv.unir.net/videos/14702

[3] Recuperado de https://elpais.com/tecnologia/2015/08/26/actualidad/1440607240_167958.html

[4] CEOE (2017). La educación importa: LIBRO BLANCO DE LOS EMPRESARIOS ESPAÑOLES. Madrid. CEOE.

[5] Recuperado de http://revistas.usal.es/index.php/revistatesi/article/view/11890

[6] Recuperado de http://www.josebarta.com/wp-content/uploads/2015/12/La-educacio%CC%81n-personalizada-como-solucio%CC%81n-social-y-ambiental.-Texto-conferencia-JF-Calderero-19-nov-2015.pdf

[7] Recuperado de https://revistas.uam.es/tendenciaspedagogicas/article/view/163

[8] Recuperado de http://tv.unir.net/videos/10279/330/0/0/0/Caomo-poner-en-praactica-la-Educaciaon-Personalizada

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s