Esto no es una despedida

Queridísimos jefes, colegas profesores, profesionales de administración y servicios, alumnos y antiguos alumnos de UNIR:

Elena Martínez Carro, nuestra actual Decana de la Facultad de Educación, en su correo-e público de hoy Mar 08/06/2021 9:17, dice con ocasión de mi próxima jubilación: “José Fernando, como ya te he comentado, esto no es una despedida, porque tus colaboraciones siguen siendo necesarias. Las puertas de la Facultad de Educación siguen abiertas para ti”. Creo que refleja perfectamente mis pensamientos, sentimientos y espero que actuaciones hacia todos vosotros; de alguna forma me voy, pero sin irme… del todo ya que, efectivamente, estoy dispuesto a seguir colaborando.

En estos intensos y apasionantes años desde que Miguel Arrufat confío en mí, ¡¡¡GRACIASSS!!!, para plantar las primeras semillas de esta nuestra querida facultad hemos trabajado duro, muy duro, pero en todo momento con la idea clara de que ¡estábamos construyendo una catedral!

Elena también “querría que echáramos la vista a atrás, a los comienzos de nuestra Facultad” y a mí me gustaría hacerlo, pero se me acumulan los muchos recuerdos de tantos momentos intensos en los que vivíamos en carne propia que “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”, y me resulta imposible recoger en unas breves líneas tantas ilusiones, experiencias, diseño y realización de proyectos. No descarto en un futuro, espero que no lejano, intentar sistematizar un poco la descripción del “mix” teórico-práctico que fue la pequeña semilla que dio lugar al más grande de los “árboles educativos” y la generación de varios “bosques” en distintos países. Por el momento solo puedo dar gracias a Dios por haberme permitido participar en este magnífico proyecto. Como ideas-semilla, recomiendo ver los 2 min de este video en el que intento transmitir, sobre todo al final, lo que considero un importante mensaje: “no seamos meros consumidores de ideas ajenas” y leer mi “contrapoema”: “EDUCAR NO ES…”.

Sinceramente, creo que no hemos hecho sino empezar la construcción de la catedral, lo cual incluye necesariamente, como ya estamos haciendo, dar respuestas a nuevos retos como pueden ser, al menos:

  • La necesidad de profundizar en los fundamentos teóricos, y las aplicaciones prácticas, de la aún poco, y muchas veces mal, conocida concepción educativa (no método) Educación Personalizada.
  • La necesidad de convergencia entre las Humanidades y el paradigma STEM; “no STEM sino STEAM”.
  • La consideración de la familia como principal, e imprescindible, ámbito educativo.
  • La imperiosa, y urgente, necesidad de desarrollo del sentido crítico hasta las últimas consecuencias, reconociendo con inteligencia y valentía las teorías bien fundamentadas distinguiéndolas de las “ocurrencias” de ciertos “gurúes” cuyo único valor es su enorme, y acrítica, difusión mediática.
  • La formación pedagógica de los profesores universitarios de las distintas facultades, no solo de Educación, de las muchas universidades del mundo.
  • La apasionada, y comprometida, búsqueda de la Verdad y el Bien, estén donde estén.

Como podíais prever los que me conocéis (“antes muerto que sencillo”) era imposible que juntase unas frases sin caer en la tentación de dar una lección; creo que mi madre me transmitió genéticamente su ADN pedagógico y quizá incluso me dio a luz en un aula.

Juntos hemos soñado, trabajado, sufrido, reído, aprendido, cantado, bailado (literalmente) y en ocasiones rezado; en definitiva, hemos vivido juntos intensamente. Por mi parte, me gustaría seguir en contacto con todos vosotros, por lo que os invito a seguir manteniendo la relación, al menos en las RRSS; lógicamente a partir de septiembre la mayor parte de mi dedicación se va a focalizar en mi familia, pero… para un café, o cervecita, con un amigo siempre hay tiempo.

A partir del correo-e de Elena sois muchooos los que me habéis escrito; procuraré poco a poco contestaros a cada uno/a.

Con un FUERTE ABRAZO, quedo a vuestra disposición en:

Blog: https://jfcalderero.wordpress.com/ 

Twitter: https://twitter.com/JFCalderero 

Facebook: https://www.facebook.com/josefernando.caldererohernandez 

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/jos%C3%A9-fernando-calderero-hern%C3%A1ndez-319b1b14/ 

Instagram: https://www.instagram.com/jfcalderero/ 

Pinterest: https://www.pinterest.es/josefernandocal

JF, 8 junio 2021

Encuentro, plenitud y educación personalizada

José Fernando Calderero Hernández

Universidad Internacional de La Rioja (UNIR)

Tengo la gran satisfacción de compartir con todos, previo permiso de la editorial, el contenido íntegro de:

Calderero Hernández, J.F. (2021). Encuentro, plenitud y educación personalizada. En A. Sánchez-Palencia Martí (Ed.), Alfonso López Quintás. El mundo como unidad de fuentes de sentido (Cap.21). Universidad Francisco de Vitoria.

Puede consultarse la referencia, el índice completo de todos los autores y capítulos, y gestionar la compra en: https://www.marcialpons.es/libros/alfonso-lopez-quintas/9788418746062/ web de la que copio:

Alfonso López Quintás, catedrático de filosofía y académico numerario de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, recibe en esa obra un merecido homenaje en el nonagésimo tercer aniversario de su nacimiento, tras una larga y fecunda carrera académica, formadora e investigadora. Colegas y amigos se dan cita en estas páginas para analizar y reflexionar acerca del pensamiento y el método lopezquintasiano, además de exponer aplicaciones y desarrollos del mismo, fértiles practicas educativas inspiradas en la sugerente filosofía del autor, pensamientos y poemas originales.”

El texto íntegro del capítulo 21 se puede descargar en Word aquí:

y se puede leer a continuación.

—– o O o —–

Introducción

Al recibir la invitación del Prof. Dr. D. Ángel Sánchez-Palencia para que redactase un artículo destinado a formar parte de un libro homenaje al insigne profesor y académico don Alfonso López Quintás contesté inmediatamente diciéndole que, por supuesto, podía contar conmigo. No podía ser de otra forma, ya que para el homenajeado solo tengo palabras de agradecimiento por los muchos detalles de afecto y apoyo profesional, humano y familiar que, desde hace muchos años, ha tenido conmigo. Por mencionar la última de sus atenciones hacia mi persona, quiero agradecerle de forma especial y pública su detalle de incluir un interesante y largo epílogo en mi último libro, Filosofía y sentido común.[1]

Puesto que, dado el objetivo de la publicación, la elección de la temática y el enfoque de los textos de los artículos se dejó a la libre consideración de sus respectivos autores, me ha parecido oportuno mostrar algunas correlaciones entre diversas claves relevantes del método dialógico-creativo de formación de López Quintás y la concepción educativa denominada «educación personalizada», que constituye uno de los ejes entorno a los cuales giran mis intereses intelectuales y profesionales.

Para ello he realizado algunos mapas conceptuales sobre el contenido de la introducción y del capítulo 1 de su obra El encuentro y la plenitud de la vida espiritual,[2] en los que considero que quedan bastantes reflejadas algunas importantes claves de su pensamiento. Con altas dosis de osadía por mi parte —dada la talla intelectual del autor comentado—, he incluido algunas aportaciones procurando hacerlo bajo el prisma de la concepción educativa denominada «educación personalizada».

El autor parte en el capítulo 1 de la mencionada obra de la «fecundidad del poder creador» y de las «condiciones de la creatividad» para llegar a establecer una muy interesante relación entre la creatividad y «lo valioso»; es en este último punto donde querría destacar una enorme sinergia entre el pensamiento (método) dialógico-creativo y la definición que, modestamente, considero más ajustada al concepto de educación.

Sigue leyendo “Encuentro, plenitud y educación personalizada”

La Educación del Futuro. Tecnología y Humanismo

Acceso a la grabación de la conferencia: https://www.youtube.com/user/poetadeciencias

_____

Estimados profesores y directivos de la Unidad Educativa Claire Bucaram de Aivas (CBA) de Guayaquil (Ecuador):

A modo de presentación formal, para conocer algo más acerca de mí, además de condición de profesor de la universidad online, Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), os remito a mi ORCID (Open Researcher and Contributor ID): http://orcid.org/0000-0003-0205-6684 y en un plano menos formal:

Es para mí un placer y un honor poder dirigir estas palabras a unas personas que tan buena labor hacéis en beneficio de tantos niños y jóvenes de Guayaquil.

Agradezco a vuestra asesora Silvia Ramirez de García la confianza que ha depositado en mí al considerar que puedo ayudarles (o ayudaros, nunca logro saber bien que fórmula de cortesía preferís en Ecuador) en vuestra formación. Ante la duda, utilizaré el tuteo pedagógico con el que me siento más cercano a ustedes (vosotros).

Soy consciente del prestigio de vuestra institución y de vuestra gran dedicación y esfuerzo y la de vuestro Comité de Dirección.

También sé que las familias de vuestros alumnos os están agradecidas por vuestra colaboración en sus aspiraciones y tarea de educar a sus hijos en valores y para que puedan acceder a la universidad.  

Permitidme un aplauso para tantos de vosotros, esforzados jóvenes maestros, por vuestros deseos de seguir adelante que os llevan a bastantes de vosotros a seguir vuestra formación universitaria a pesar de las dificultades. Sé que algunos de vosotros estáis cursando, o queréis cursar, una maestría. Creo que será lo mejor que podéis hacer, no solo por vuestra propia formación y para cumplir con las exigencias legales, sino también porque creo que la mejor forma de inculcar a vuestros alumnos el necesario afán de superación para su desarrollo personal es contagiándolo.

Es gozoso saber que bastantes de vosotros, además de ser profesores de la CBA, confiáis la formación académica de vuestros hijos al propio colegio; es un buen indicador de la confianza que depositáis en la institución y en vuestros propios colegas.

Sé que os habéis esforzado el año anterior, en el aprendizaje en lo correspondiente al trabajo virtual superando el reto de las clases sincrónicas y asincrónicas y que terminasteis el año lectivo con alumnos que lograron un buen aprendizaje según el currículo del ministerio de educación y enriquecido por la institución. También sé que conocéis a vuestros alumnos, que los motiváis y estáis pendientes de ellos, siempre buscando cómo solucionar sus inconvenientes brindándoles apoyo bien sea ante las dificultades con la tecnología o su carencia, o ante asuntos familiares o cualquier otro problema.

Mis felicitaciones por todo ello.

En este gozoso contexto, reflexionemos juntos durante unos minutos sobre el tema de esta conferencia- coloquio: “La Educación del Futuro. Tecnología y Humanismo”.

No será fácil, ni posible, llegar al fondo de la complejidad que subyace detrás de cada una de esas cuatro palabras significativas del título, “Educación”, “Futuro”, “Tecnología” y “Humanismo”. Por ello os ofrezco la posibilidad de seguir conversando en línea sobre todo ello a lo largo de los próximos días, meses, años…; al final del texto tenéis los enlaces a mis cuentas en varias redes sociales.

Entrando en materia, la Educación Personalizada

Hace tres días celebrábamos en Madrid, la capital de España, el 213º aniversario del levantamiento popular del 2 mayo de 1808, día en que se fraguó la independencia España del invasor francés, Napoleón y sus ejércitos.

En ese periodo histórico se había producido la independencia de los Estados Unidos de América (del Norte) y en fechas próximas, en una horquilla poco precisa de +/+ cincuenta años se produce la independencia de casi todos los países de Sudamérica, respecto de la Corona Española.

¿Podríamos deducir de esos hechos que el ser humano, la persona humana, aspira a no ser dominado por otros y a que sea reconocida su propia singularidad, identidad? Me parece indudable que sí. Una característica de la persona humana es su condición singular, ser alguien, no algo, único, irrepetible, que posee una especial dignidad y que nunca, bajo ningún concepto y en ninguna circunstancia, puede ser considerado “un recurso para…”. La persona humana es un fin, no un medio.

¿De esa afirmación de la singularidad, la identidad, personal se puede deducir, por tanto, que la educación, es decir el desarrollo de las personas, debe ser algo individual, exclusivo de cada uno y orientado solo a cada uno? No, en absoluto. El individualismo es un cáncer moral que destruye a la persona, no solo al cuerpo social en conjunto. A propósito del grave daño que genera la soledad sugiero ver la película “La teoría sueca del amor[i], aunque he de advertir que es dura, muy dura, y que puede herir sensibilidades; sin embargo, es tremendamente real y preocupante.

Hace unos días en un seminario organizado por la UNIR, Josep Piqué, que fue ministro del Gobierno de España dijo que “O Europa se integra o se hundirá en la irrelevancia”. Es una de tantas muestras de la profunda necesidad que tenemos las personas humanas de trabajar y vivir socialmente. La intrínseca, y esencial, dimensión de apertura a los demás no es algo accesorio de lo que podamos prescindir sin serios daños para nuestra vida moral, psíquica, biológica. Sin embargo, existe una alta probabilidad, y un riesgo significativo de hipertrofia de este carácter social que nos puede llevar, ya lo está haciendo, al colectivismo, otro grave cáncer social.

Creo que los signos de los tiempos nos llevan a una mayor internacionalización de la vida; fenómeno que se aprecia significativamente en la vida universitaria; en este sentido, recomiendo leer mi ponencia “Estrategias educativas para fomentar la internacionalización y formación de ciudadanos globales”.

¿Entonces en qué quedamos, hemos de darle importancia al individuo o a la colectividad?

Sigue leyendo “La Educación del Futuro. Tecnología y Humanismo”

¡Feliz Pascua de resurrección!

¡Feliz Pascua de resurrección!

Os deseo a todos los que leéis habitual o esporádicamente este blog una MUY FELIZ PASCUA.

Comparto con todos, la reconfortante idea del Papa Francisco expuesta durante la Vigilia Pascual 2021 en la noche del Sábado Santo, en la que, según Vatican news[1], nos invita a ir a Galilea en nuestro interior para experimentar el asombro que produce el amor infinito del Señor, para aprender que la fe, para que esté viva, debe ponerse de nuevo en camino y para aprender a encontrar a Cristo resucitado en los rostros de nuestros hermanos.

Destaco de su texto que “siempre es posible volver a empezar, porque existe una vida nueva que Dios es capaz de reiniciar en nosotros más allá de todos nuestros fracasos”.

El 1 de enero todos nos deseamos ¡Feliz año nuevo! y hacemos propósitos de ¡Año nuevo, vida nueva!; aunque, a finde cuentas, en ese día solo celebramos una convención de cómputo de tiempo solar.

Hoy, domingo de Pascua de Resurrección, día en el que más de la cuarta parte de la humanidad celebramos la creencia de que Jesucristo (Dios encarnado en un ser humano) después de haber muerto físicamente resucitó (volvió a la vida), creo que es un buen momento, mejor quizá que el 1 de enero, para renovar nuestros deseos de “vida nueva”, de ser mejores personas contribuyendo eficazmente al bien de la Humanidad y de la Naturaleza.

La verdad es que lo que celebramos hoy es “muy fuerte”, ya que incluye la creencia de que la vida humana no se agota en el mundo físico, no se reduce simplemente a procesos biofísicoquímicoeléctricos materiales, sino que tenemos una dimensión no explicable en términos empíricos y que, al menos, según Jesucristo y la Iglesia por él fundada somos sempiternos.

Sobre la “sempiternidad” se me ocurrió hace tiempo en un programa de radio comparar la vida humana con una semirrecta. Según esta analogía geométrica, Dios sería una recta, sin principio ni fin, un ser impersonal (mineral, animal, vegetal) sería un segmento con principio y fin y una persona humana una semirrecta, con comienzo pero sin final. Ya sé que no es ciencia, sino una parábola, pero puede ilustrar nuestra probable condición.

En todo caso, os deseo una MUY FELIZ PASCUA y un ESTUPENDO AÑO NUEVO.

¡PASCUA NUEVA, VIDA NUEVA!


[1] https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2021-04/el-papa-en-la-vigilia-pascual-jesus-no-es-un-personaje-obsoleto.html

“YOSOTROS”

Esta palabra de invención propia[1] creo que refleja bastante bien una característica de la naturaleza humana: la profunda y esencial no dualidad entre la singularidad de cada ser humano y su intrínseco y esencial carácter social.

Creo que una buena manera de explicar en parte su significado puede ser la que he utilizado hoy, 18 de marzo de 2021, para comentar la siguiente frase que he leído en LinkedIn:

Los buenos equipos se convierten en grandes equipos cuando sus integrantes confían tanto en sus compañeros como para que prevalezca el “nosotros” sobre el “yo”.

Phil Jackson”

Mis comentarios:

Lo siento, pero estoy en desacuerdo con esa frase, si esa prevalencia del “nosotros” sobre el “yo” fuese tan significativa que pudiera llegar a anular, o a mermar considerablemente, el “yo”.  El “nosotros” no debe prevalecer de forma absoluta sobre el “yo”, ya que si, llevando las cosas al extremo para subrayar la idea, “desapareciera” el “yo”, simplemente dejaría de haber un “nosotros”. Un grupo humano que minimice la importancia de las aportaciones personales de los diferentes “yoes” está muy probablemente llamado a la extinción; nunca, nadie quiere no ser tenido en cuenta.

Cierto que si en un grupo humano, familia, empresa, asociación, etc., prevalece el “yo” sobre el “nosotros” el grupo corre peligro de extinción ya que lo habitual es que el “cáncer” del individualismo entre en metástasis y muera el cuerpo social afectado. Pero… es muy peligroso combatir un “cáncer” con otro, con el colectivismo (prevalencia del “nosotros”) que tanto daño social ha hecho en tantas naciones, produciendo pobreza real y millones de muertos.

Sigue leyendo ““YOSOTROS””

Una nueva definición de Educación

Si bien es cierto que considero toda definición como un reduccionismo, creo que se debe reconocer que es necesaria una cierta explicación sobre lo que se entiende, o debe entender, acerca de los diferentes términos que usamos en nuestras interpretaciones de la realidad.

Creo que uno de los conceptos relevantes en nuestra sociedad civilizada es el de “Educación”, pero también considero que es muy alto el grado de sinonimia y polisemia de que se ve afectada la palabra.

Tras estas previas aclaraciones paso a exponer mi aportación al necesario proceso de clarificar su sentido, significado y alcance.

Como se puede leer en Calderero (2014) “En octubre de 2012 y en el seno del Congreso Internacional: “MAYORES, MENORES, MUJERES Y HOMBRES: CUESTIONES CONTROVERTIDAS SOBRE LA IGUALDAD” organizado por la Universidad de Alcalá de Henares, presenté una fórmula que considero que recoge los elementos fundamentales de lo que podríamos entender como educación. También ha sido propuesta en una comunicación científica. Mi definición es, pues…

Educar es ayudar a cada ser humano a establecer y mantener vínculos valiosos con la realidad”.”[1]

El contenido íntegro de mi conferencia “¿Realmente la educación es tan importante?” en el citado congreso, y en la que presenté, por primera vez en público, lo que podría ser una nueva formulación del concepto “Educación”, se puede leer en https://jfcalderero.wordpress.com/2020/11/11/realmente-la-educacion-es-tan-importante/

Un par de años más tarde, 2014, los miembros del grupo de investigación EPEDIG[2] al que yo pertenecía adoptamos la citada formulación y la asumimos como parte de una publicación académica[3].

Un año después, 2015, en otro artículo también publicado por miembros del mismo grupo enriquecimos la definición escribiendo “Así “educar es ayudar a cada ser humano a establecer y mantener vínculos valiosos con la realidad” (Calderero, Aguirre, Castellanos, Peris, y Perochena,

2014, p.144). Ahora añadimos “especialmente con las personas”.[4]

En resumen, mi propuesta es que:

Educar es ayudar a cada ser humano a establecer y mantener vínculos valiosos con la realidad, especialmente con las personas”.

JF Calderero

Madrid, 17 marzo 2021


[1] Calderero, J. F. (2014). Educar no es domesticar. Madrid: Sekotia. P. 40.

[2] El grupo de Investigación EPEDIG (Educación Personalizada en la Era Digital), fue un grupo de investigación constituidos por investigadores interesados en la Educación Personalizada que trabajaron juntos desde diferentes ámbitos y disciplinas. El grupo, que fue creado en el curso 2012/2013, pertenecía a la Universidad Internacional de La Rioja (España) y contaba con financiación de esta universidad tras concurso competitivo dentro del Plan Propio de Investigación, Desarrollo e Innovación II (PPI II, 2013-2015).

[3] Calderero Hernández, J. F., Aguirre Ocaña, A. M., Castellanos Sánchez, A., Peris Sirvent, R. M. & Perochena González, P. (2014). Una nueva aproximación al concepto de educación personalizada y su relación con las TIC. Teoría de la Educación. Educación y Cultura en la Sociedad de la Información15(2), p. 144. Recuperado a partir de https://www.redalyc.org/pdf/2010/201031409007.pdf

[4] Calderero Hernández, J. F., Perochena González, P., & Peris Sirvent, R. M. (2015). Estudio integrador de elementos significativos en la formación de maestros. Una propuesta para la autoevaluación docente. Tendencias Pedagógicas25, p. 123. Recuperado a partir de https://revistas.uam.es/tendenciaspedagogicas/article/view/163

La economía como freno para el desarrollo

A continuación, recojo una idea que creo que puede ser fecunda y que espero poder desarrollar algún día. ¿Podré?

Si preguntásemos a algún experto sobre los conceptos de “economía” y “finanzas” nos explicaría que no deben ser confundidos, ya que la Economía (Oikos- nomos, el cuidado de la casa, gestión de los recursos) es un constructo más amplio que las finanzas, cuyo objeto de estudio y trabajo es el dinero. Pero, mi percepción es que en el lenguaje común se tiende a usar la palabra economía para las cuestiones dinerarias. Incluso es habitual en los medios de comunicación la metonimia de citar las “economías” como sinónimo de “países”.

¿Los únicos, o principales, recursos con que contamos los seres humanos son los materiales? Para nada, en absoluto. Personas, instituciones, gobiernos, con ricos patrimonios materiales carentes del talento, el conocimiento, la capacidad de gestión (patrimonios intangibles pero muy reales) pueden ser incapaces de utilizar su riqueza material para producir bienestar y desarrollo humano.

Sigue leyendo “La economía como freno para el desarrollo”

Conversaciones sobre el sentido crítico. 7 Encuentros gratuitos online.

Coordinadas gratuitamente por José Fernando Calderero Hernández y Andrés Calderero de Aldecoa, coautores de “Filosofía y sentido común[1].

Martes y jueves desde 23 feb. 2021 hasta 16 mar. inclusive.

20:45 h. (España peninsular)

Para conectarse a las sesiones: Canal de Youtube “Filosofía y sentido común”  

Contenido

  • 7 sesiones de 35 – 40 min.
  • Cada sesión:
    • Ponencias de 15 – 20 min en total.
    • Coloquio con los participantes.

Programa

En cada sesión se abordarán las ideas principales de los correspondientes capítulos del libro.

23 feb. 2021. Cap. 1. Necesidad y utilidad del sentido crítico.

Grabación: https://www.youtube.com/watch?v=nXog_YwPeCs&t=1713s

25 feb. 2021. Cap. 2. Dificultades para la adquisición y desarrollo de la capacidad de crítica.

Grabación: https://youtu.be/SpSD8HEkfIw

2 mar. 2021.  Cap. 3. Estrategias de aprendizaje útiles para despertar o fomentar el sentido crítico.

Grabación: https://youtu.be/smWl7ta8JIQ

4 mar. 2021.  Cap. 4. El conocimiento de la realidad.

Grabación: https://www.youtube.com/watch?v=k-zEubR81jY&t=44s

9 mar. 2021. 20:45 h.  Cap. 5. El conocimiento humano.

Grabación: https://www.youtube.com/watch?v=KxZHuHayjUk&t=32s

11 mar. 2021.  Cap. 6. El conocimiento científico.

Grabación: https://www.youtube.com/watch?v=9e8m1TqetI0

16 mar. 2021.  Cap. 7. El trabajo intelectual.

Grabación: https://youtu.be/VoXjf-8RSO8

__________


[1] Ejemplares disponibles a 5 € (58% dto.) hasta agotar existencias en http://www.papeleriaromo.es / Tfno. 91 561 13 81. Se hacen envíos a toda España; gastos: 8 € aprox. Acepta Bizum. También envíos por correo ordinario (más económico).

All you need is love (A propósito del Día Internacional de la No Violencia y la Paz)

“Todo lo que necesitas es amor” es la traducción del título de la famosísima canción de Los Beattles que devuelven los traductores automáticos de la web; no pongo el duda que la traducción sea correcta. Pero, si rizamos el rizo, ”deporte” al cual soy muy aficionado, creo que cabe la opción de traducirla de otra forma más correcta psicológicamente.

El 30 de enero se celebra internacionalmente el Día Escolar de la No Violencia y la Paz asunto que a algunos, ya talluditos nos trae a la cabeza el “Paz y Amor” de la época hippy. Desde otra perspectiva, podemos evocar la estupenda encíclica “Dios es amor”.

Parece evidente que todos necesitamos amor, ser queridos; forma parte de nuestra naturaleza la necesidad de ser amado.

El problema surge si nos paramos a pensar qué es eso que llamamos amor. Es una palabra con un grado de polisemia y sinonimia tan elevado que ha llegado a desdibujarse y se aplica en sentidos incluso contrapuestos. No nos sirve de ayuda recurrir al “oráculo” de la lengua española, la Real Academia, que asocia “amor” casi exclusivamente a “sentimiento”.

Tengo entendido que, según Aristóteles, “amar es querer el bien del otro en cuanto otro”; desde esta óptica no hay referencia alguna a como se siente el sujeto que hace el bien, no parece ser la clave. Incluso, añado yo, ¿estamos seguros de que “sentirnos bien” garantiza el bien del “otro”? Entiendo que pueden darse, y de hecho se dan, no pocas situaciones en que mi satisfacción se produce a costa de una disminución de la satisfacción ajena.

Esto nos lleva a otro plano de la reflexión desde el que nos podemos plantear: ¿necesariamente “mi” bien ha de conllevar una disminución, o decremento, del bien del “otro”? En la cultura racionalista, lógica, esquemática, dicotómica, que tanto abunda damos por sentado que para que uno gane otro ha de perder; incluso los principios que rigen la economía y la política de los países se basan en esa competitividad “pugilística”. ¿Pero, esto ha de ser así o es así porque hemos “decretado” que es así?

Sigue leyendo “All you need is love (A propósito del Día Internacional de la No Violencia y la Paz)”

A Dios, querido Juanjo

Sí, has leído bien; no es una errata, no dice “adiós”. No es una despedida, sino la descripción de a “donde” estoy seguro que se ha ido mi gran amigo Juanjo Javaloyes el 26 de enero de 2021. En medio de lo mucho que estoy sintiendo su muerte, me siento impulsado a dejar testimonio público de algunas de las muchas atenciones que, conmigo y con otros, ha tenido en su fecunda vida. Espero que estas pobres palabras, que no pueden expresar fielmente mis pensamientos, sentimientos, emociones, recuerdos…, ayuden a dar continuidad a esa pasión suya de educar, hacer el bien. Ha sido un Maestro, pero no de los que “dan” clase, dictan lecciones, sino de los que se puede decir que ellos son la lección.

Yo, que he tenido la suerte de ser uno de sus “discípulos” he visto muy de cerca como, fiel a la bandera que siempre ha enarbolado, la Educación Personalizada, nos ha “dado” sus clases no imponiendo la doctrina “desde arriba” sino encarnándola de forma que se pudiera “absorber” inadvertidamente, por impregnación.

En los muchos años, cuarenta y dos, si he contado bien, en los que he trabajado estrechamente con él, siempre consiguió que me sintiera singular, único, irrepetible; en ningún momento en nuestras largas y profundas conversaciones, bien fueran de trabajo o de amistad, he tenido ni la más ligera sospecha de que si hubiera estado hablando con otra persona le estaría diciendo lo mismo. Me sentía comprendido, escuchado, querido, y eso hacía que saliera a la superficie lo mejor de mí. Él fue quien me “bautizó” como JF, nombre de “guerra” por el que se conoce entre muchos colegas y amigos.

En los años en los que fue mi jefe compartiendo las tareas directivas, tanto del colegio Aitana como de nuestra querida “Escuela”, actual Universidad Villanueva, he comprobado cientos de veces su sentido de apertura a los demás y cómo tenía muy en cuenta las ideas de sus colaboradores y nos “daba alas” para explorar nuevos caminos confiando en nuestra creatividad. Con Juanjo se trabajaba muy a gusto; con dedicación, pasión y sentido de equipo. Admiro y aplaudo su capacidad de llevar a la práctica los principios de la dirección colegiada, sin dejar de cumplir con los deberes de gobierno que comporta el hecho de ser el director. Trabajar junto a él ha sido más que un postgrado de dirección de empresas.

Puesto que tenía muy claro en la teoría y en su vida que “la persona es lo primero”, era capaz de resolver tensiones difíciles integrando posturas y propiciando encuentros que a priori se antojaban poco probables.

Su carácter alegre y simpático era perfectamente compatible con su mucha laboriosidad; nunca le vi escatimar el menor esfuerzo. Muchos recuerdos me vienen a la cabeza, pero, como no es cuestión de escribir folios y folios, solo compartiré con quienes lean estas líneas, algunos que me llamaron especialmente la atención.

Sigue leyendo “A Dios, querido Juanjo”